Angry Birds y CERN se unen para educar a los niños

por en Aplicaciones - 18 octubre 2012
Angry Birds y CERN se unen para educar a los niños

Para quien las matemáticas no fueron un real dolor de cabeza, para esta generación las cosas puede que hayan cambiado, pues ahora hasta Angry Birds ayuda en esta ardua labor.

Así es, Angry Birds se alió con el CERN (Organizacion Europea para la investigación Nuclear) para desarrollar Angry Birds Playground. Un programa que ayuda a los niños, de entre 3 y 8 años, con el aprendizaje de la física.

Angry Birds fue creado en 2009 por la empresa finlandesa Rovio Mobile. Desde entonces, el juego ha sido adaptado a dispositivos de pantalla táctil, como los basados en Maemo, iOS, Symbian, Java y Android.

Con más de mil milllones de descargas en 2012, esta aplicación quizá sea la más popular del año en la App Store de Apple. Además, es también el juego más vendido de la historia en soportes móviles.

La física moderna tiene alrededor de 100 años, pero sigue siendo un misterio para muchas personas. Trabajando en conjunto con Rovio, podremos enseñar a los niños lo divertido y fácil que puede ser por ejemplo la física cuántica, dijo el Director de Educación de la CERN, Rolf Landua, en la Feria del Libro de Frankfurt.

Si bien hasta el momento no se ha anunciado si se hará un videojuego al respecto, sí se habla de material didáctico como parte del trato.

Pero esta no es la primera vez que Angry Birds entra a las aulas, hace tiempo se difundió que un profesor utilizo a los pájaros enojados en un examen de física, para el cálculo de sus trayectorias, aunque claro está que esto no va más haya de una simple curiosidad.

Está por demás comprobado que aprender por este tipo de medios audiovisuales es por mucho más eficiente, rápido y duradero ya que los grandes trozos de información son comprendidos intuitivamente, en lugar de una gradual acumulación de hechos aislados, pequeños pasos o hábitos estructurados ganados a través de la práctica.